Queridos fans de Harry Potter: Feliz aniversario

Por Esperanza Nicolás

Si hace 20 años que se publicó Harry Potter y la piedra filosofal en su versión original en inglés, entonces, hace 17 años que lo leí yo. Era un libro dirigido a niños de nueve a doce, aunque yo había dejado atrás esa edad hacía mucho tiempo.

Eso fue antes de las películas, de la pottermanía y antes de que los muggles se pasearan con varitas por la calles.

Portada de la primera edición

Portada de la primera edición

Me sorprendió que el/la autor(a) -en ese momento no sabía quien era J.K.- introdujera elementos filosóficos, sociales o morales con simplicidad, cosidos con con hilo invisible a la acción y la aventura. Pero, sobre todo, me divertí como una niña de diez años.

Me encanta la portada de la primera edición japonesa

Me encanta la portada de la primera edición japonesa

Según avanzó la saga, profundizó aún más en los contenidos filosóficos como el racismo, la esclavitud, el libre albedrío frente a la predestinación, la intervención de estado en la vida privada y en las escuelas, el funcionamiento de las instituciones y su manipulación por el Estado, el consumismo, y, por supuesto, el debate entre el bien y el mal. Pero no son novelas con “recado”, ni en ellas triunfa siempre lo que la moral señala como deseable. Estos contenidos se ponen la servicio de la aventura y la fantasía, y no a la inversa.

Desde el momento en que el Sr. Dursley cree haber visto un lindo gatito leyendo un plano, el libro se transforma en un gabinete de curiosidades mágicas fascinante. ¿Qué escondía Severus Snape bajo la túnica? ¿Por qué Nick está Casi Decapitado? ¿Quién le dará un puñetazo en la nariz a Draco Malfoy?

No es un mundo detrás de un espejo o un armario, o un mundo alternativo como la tierra media. Los magos están entre nosotros. La magia nos rodea aunque los muggles no nos demos cuenta. Pequeñas o grandes alteraciones de nuestra cotidianidad pueden deberse a algún acontecimiento mágico. Esto hace que el deseo de pertenecer al mundo mágico pueda ser posible. ¿Cómo no se iba a convertir en un superventas esta integración del mundo mágico en el mundo real?

La saga ha sido analizada hasta la saciedad. Fans, especialistas en literatura infantil y juvenil, críticos, maestros, escritores… han puesto su lupa en el cada uno de sus libros. Los han destripado, minusvalorado, sobrevalorado, premiado, homenajeado, copiado y despreciado. Aunque da lo mismo, lo único importante es que somos muchos los muggles que nos hemos dejado atrapar.

Paddy va de compras al callejón Diagon

Paddy va de compras al callejón Diagon

Mi gata se llama Minerva McGonagall. Tengo todo los libros, algunos varias veces y en varios idiomas. Aunque prefiero los libros a las películas, no renuncio a una tarde de palomitas viendo varias seguidas. Amo a los gemelos Weasley por hacerle la vida imposible a Dolores Umbridge (¡Abajo todas las Dolores Umbridge del mundo!). En lugar preferente en mi librería, hay una varita de Snape. Cuando vuelvo a leer La piedra filosofal, no puedo parar hasta el último libro. Mi hijo recibió su carta de Hogwarts con cuatro años.

Por eso, hoy 26 de junio de 2017, celebramos en mi casa que un señor listo publicara la primera novela de la saga. Y como brindaría mi tío Pepe:
¡Viva Harry Potter!
¡Viva J.K. Rowling!
¡Viva Bloomsbury Publishing!
¡Vivan Nigel Newton y su hija!
¡Vivamos todos los lectores dichosos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s