Edelvives nos descubre nuevas rutas de lectura con ‘Terráneo’

Por María de la E

Hay libros que ayudan al acercamiento de los pueblos y otros que manifiestan su clara familiaridad. Es el caso del ganador del VI Premio Internacional de Álbum Ilustrado del Grupo Edelvives: Terráneo, firmado por los arquitectos italianos Marino Amodio y Vincenzo del Vecchio. Un viaje gráfico bañado en azules, sepias, negros y blancos por las costas del Mediterráneo, por las ondas del mismo mar y su horizonte.

Según sus autores -galardonados con 9.000 euros en concepto de derechos de autor-, el proyecto nació “por la voluntad y la necesidad de investigar una condición territorial y humana común a las poblaciones que viven en la costa del mar Mediterráneo”. La obra trabaja esta idea “tanto desde un punto de vista arquitectónico, mediante la descripción de las ciudades del Mediterráneo —con sus morfologías y sus estructuras de asentamiento—, como desde un punto de vista emotivo, a través de la relación existente entre los habitantes de estas ciudades y el mar”. La historia, la mitología, la humanidad y sus creaciones se encuentran en un álbum que no saldrá a la venta hasta finales de 2017, pero que por las imágenes que ya se han hecho públicas, parece lleno de épica, romanticismo y poesía gráfica.

Atreviéndome (quizá imprudente) a juzgar por lo poco que he visto, se adivina de esos libros que uno guarda con respeto. De las imágenes adelantadas se desprende la difícil cualidad de juntar el lenguaje técnico con el de la fantasía, la estética antigua con volúmenes modernos y la delicadeza con la fuerza narrativa. Alguna resulta colosal. Y no solo en la forma, también en la sugerencia. Parece un proyecto tramado que induce al conocimiento. Parece un proyecto aparentemente sobrio que motiva al viajero, que despierta las ganas de aventura y que recupera el alma de las rutas legendarias.

1491218689545

“El espíritu del proyecto ganador tiene una huella en Las ciudades invisibles, de Italo Calvino”, explican desde la sala de prensa de Edelvives. “En ambas obras se teje una relación especial entre la geografía y las emociones humanas. Sin embargo, a diferencia del clásico italiano, la trama no se asienta sobre ciudades imaginarias, sino en un espacio concreto: el Mare Nostrum”.

Decía precisamente Italo Calvino, que “la ciudad no cuenta su pasado, lo contiene como las líneas de una mano, escrito en las esquinas de las calles, en las rejas de las ventanas, en los pasamanos de las escaleras, en las antenas de los pararrayos, en las astas de las banderas, cada segmento surcado a su vez por arañazos, muescas, incisiones, comas”. Parece que Marino Amodio y Vincenzo del Vecchio han sabido leer, como él, en los detalles, y que a finales de año se iniciará el viaje para un lector, que podrá abrir y cerrar varias veces el libro sin dejar de descubrir nuevas rutas de lectura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s